Make your own free website on Tripod.com

 

CIRIACO MARIA SANCHA HERVAS.

SIERVO DE DIOS

El siervo de Dios Ciriaco Maria Sancha fue un hombre fiel a Dios. Nació el 18 de junio de 1833, en Quintana de Pidio Burgos España, hijo de Ambrosio Sancha Maestre y Baltasara Hervás Casas. Eran humildes trabajadores del campo.

Ciriaco tenía 10 años cuando murió su madre, recibió el sacramento de la confirmación el día 13 de septiembre de 1849 de manos del obispo de Burgos Osma.

Con ayuda del párroco del pueblo fue admitido al Seminario Santo Domingo de Guzmán en 1852.

Su inteligencia, , personalidad y comportamiento llamaros la atención de lo profesores y del señor Obispo, le concedieron una beca y aconsejaron ampliar sus estudios.

Fue ordenado sacerdote el 27 de febrero de 1858. El mismo 4 de marzo del mismo año cantó su primera misa en su pueblo natal.

Don Primo Feliciano calvo Lope fue enviado a Cuba a ejercer su ministerio en Santiago de Cuba en 1861, como conocía a Ciriaco desde seminarista y sacerdote le invitó a viajar a Cuba en calidad de secretario y este aceptó.

Santiago de Cuba estaban llenas de niños y niñas abandonados, ancianos desprotegidos y Sancha conoció y sufrió en carne propia las dificultades, problemas y necesidades de de los pobres. Su sueño fue fundar una congregación de religiosas para el cuidado de huérfanos inválidos y desamparados.

Su sueño se vio iluminado al encontrar cuatro jóvenes que le ayudarían en esa hermosa idea. Con sus propios recursos habilitó una casa grande recogiendo allí los primeros beneficiados de la obra que llamó Asilo San José, quedando inaugurada el 5 de agosto de 1869. Allí nace la que es hoy la Congregación de Hermanas de la Caridad del Cardenal Sancha. Después de muchos años de labor humanitaria, cayó agotado, sus fuerzas decayeron y los médicos diagnosticaron: catarro gástrico intestinal; y a las 2:30 de la madrugada del jueves 25 de febrero entregó su alma al creador por quién dio su vida minuto a minuto.

Murió besando el crucifijo. Sus últimas palabras fueron ofrecimiento de su vida a la iglesia. En su tumba dice "VIVIO POBRE Y POBRISIMAMENTE MURIO"